Ante el avance neoliberal: unidad de la izquierda

Comunicado Izquierda Autónoma

Agosto, 2018

 

El Frente Amplio nace en medio de una crisis de representación de la política, especialmente del proyecto concertacionista, por la necesidad de incorporar y representar intereses sociales que han sido excluidos de la política en las últimas décadas y apostar por un proyecto transformador de la sociedad en miras de la ampliación y fortalecimiento de la democracia.

Ante un escenario de una decidida ofensiva de la derecha, que lejos de mantener su intervención entre las paredes del Congreso, avanza prácticamente sin obstáculos, incluso pasando límites impensados en materia de derechos humanos, y con fuerzas opositoras determinadas por los límites de la dinámica legislativa, la necesidad de constituir una oposición realmente comprometida con la lucha por la ampliación de lo público y la garantía de derechos humanos, sociales, sexuales y reproductivos, es cada vez más urgente.

Nuestra coalición aún no ha sido capaz de responder a dicha urgencia y en las últimas semanas nos hemos visto en un momento crítico, debido a ciertos desacuerdos y errores cometidos. Pero pese a los errores que se cometan, nuestro foco debe estar en llevar al Frente Amplio a cumplir el cometido de su existencia.

Como Izquierda Autónoma estamos convencidas y convencidos de que la posibilidad de oponerse al gobierno de Sebastián Piñera y presentar a la sociedad una alternativa de cambios, requiere constituir una coalición donde sea posible una sana convivencia entre fuerzas progresistas antineoliberales y fuerzas de izquierda, que apuesten no sólo a oponerse al gobierno, sino a dar un giro respecto a décadas de privatización de derechos.

Ante este escenario, la Dirección Ampliada de Izquierda Autónoma ha decidido impulsar de manera prioritaria la confluencia entre distintas fuerzas de izquierda, que hoy se encuentran fuera y dentro del Frente Amplio, dejando atrás la fragmentación de las izquierdas para iniciar la conformación de un nuevo partido político amplio y heterogéneo, poniendo en el centro el interés compartido de resistir el avance neoliberal y construir una alternativa que traiga libertad, justicia e igualdad para toda la sociedad.

Hacemos un llamado a las fuerzas de izquierda, a dirigentes, luchadoras y luchadores sociales a enfrentar el avance neoliberal con unidad para construir un nuevo Chile.