En una votación masiva durante el pasado fin de semana la militancia de la colectividad ratificó, además de la vocería, las candidaturas del mismo Figueroa, que competirá por el distrito 10, y las de Rodrigo Oliva, por la Región de Tarapacá; de Camila Rojas por Valparaíso Costa; y de Cari Álvarez por la Región de Los Ríos.

La organización política Izquierda Autónoma conformó su directiva nacional para este año y escogió al ex dirigente estudiantil Francisco Figueroa como Coordinador Nacional, cargo que hoy ocupa el ex presidente de la FECh, Andrés Fielbaum.

La mesa de la colectividad, una de las 13 que conforman el Frente Amplio, quedó compuesta además por otros ex dirigentes del movimiento estudiantil, como Valentina Saavedra, quien será encargada de los frentes sociales del colectivo, y Sebastián Aylwin, quien será el encargado de relaciones políticas.

En la instancia, los militantes autónomos también confirmaron a cuatro candidatos a diputados, que se sumarán a la lista parlamentaria del Frente Amplio: el mismo Francisco Figueroa, quien competirá en el distrito 10, conformado por seis comunas entre las que destacan Santiago, Providencia y La Granja; Rodrigo Oliva, quien busca representar a la Región de Tarapacá; Camila Rojas, ex presidenta de la FECh que competirá en 12 comunas de la costa de Valparaíso; y Cari Álvarez, quien representará a toda la Región de Los Ríos.

En total, Izquierda Autónoma buscará competir en 37 comunas, que representan a cerca de 2,3 millones de electores, donde la nueva mesa directiva y los candidatos defenderán los principios políticos que ratificó la organización este fin de semana. Sobre los resultados de la votación y sus implicancias futuras, Francisco Figueroa señaló que “las transformaciones sólo son posibles si emerge un nuevo actor político que le haga frente a las fuerzas conservadoras. En esa línea, la lucha electoral no la vemos sólo como un instrumento para proyectar nuestra identidad, sino como el escenario en el que se pueden rearmar las condiciones de emergencia de una izquierda transformadora”.

El vocero electo añadió que su organización y el Frente Amplio deben enfocarse en “reconstruir el anclaje en las fuerzas sociales más resueltas en la resistencia a la expansión neoliberal y agruparlas para romper con la política de la transición”, ya que a su juicio ellas son las que en un futuro pueden provocar un cambio en el modelo de desarrollo del país.

Aporte a la base programática del Frente Amplio

Por estos días la colectividad está participando en el proceso programático del Frente Amplio, que ya tuvo un primer encuentro abierto. Durante abril, las organizaciones recolectarán propuestas en discusiones comunales y ciudadanas, en mayo harán una síntesis y un cálculo del costo fiscal del programa, y en junio someterán la propuesta a un plebiscito. Luego de eso participarán en las primarias del 2 de julio para escoger a su candidato presidencial.

Para Izquierda Autónoma es crucial incorporar a la coalición no sólo su conocida preocupación por el movimiento social ligado al mundo de la educación, sino también lograr una activa disposición a apoyar la demanda de No+AFP y la propuesta de sistema solidario de pensiones realizado por la coordinadora que el pasado domingo reunió a miles de personas en las calles de todo Chile.

Es por eso que la colectividad propuso al Frente Amplio que la moción de la Coordinadora No+AFP, ya presentada a la sociedad y al Gobierno, fuera asumida como parte del programa que presentará a la ciudadanía. Luego de una debate la propuesta fue acogida y esta semana el apoyo será anunciado públicamente.