“Estas no son las reformas por las que hemos dejado los pies en la calle”, reprocharon desde diferentes ámbitos los candidatos a diputado y candidatas a diputada Camila Rojas, Francisco Figueroa, Rodrigo Oliva y Cari Álvarez tras conocer el contenido de la última cuenta pública de la Presidenta Michelle Bachelet. Las críticas se suman a las planteadas en la carta publicada hoy en El Mercurio por Figueroa y Rojas, en la que acusan a la Presidenta de “haber desperdiciado la oportunidad de implementar grandes reformas democratizadoras”.

La última cuenta pública de la Presidenta Michelle Bachelet, marcada por la defensa a las reformas y un llamado a “estar orgullosos de lo que hemos hecho” no convenció a los candidatos a diputado y candidatas a diputada de Izquierda Autónoma, colectivo integrante del Frente Amplio, quienes en duros términos criticaron un mensaje que a su juicio dista mucho de responder a las necesidades por las que miles de chilenos se han movilizado en los últimos años.

Francisco Figueroa, candidato a diputado por las comunas de Ñuñoa, Providencia, Santiago, Macul, San Joaquín y La Granja, fue enfático y señaló que “la Presidenta hizo un discurso exitista, sobre reformas que en el mundo real no defiende nadie. Después de la Nueva Mayoría (NM) en Chile hay más endeudados por estudiar, más trabajos precarios y ninguna mejora de las pensiones de miseria que recibe la mayoría. Nunca antes, además, se habían entregado tantos recursos para que los privados se hagan cargo de la educación y la salud. Estas no son las reformas por las que hemos dejado los pies en la calle, y no lo son porque en la NM mandan SQM, Corpesca y Luksic. De nosotros depende como fuerzas de cambio revitalizar una agenda de reformas que se hagan cargo de los grandes problemas de la mayoría”, sentenció el vocero nacional de Izquierda Autónoma.

Por su parte, Rodrigo Oliva, candidato a diputado por las comunas de Alto Hospicio, Camiña, Colchane, Huara, Iquique, Pica y Pozo Almonte, y fuertemente ligado a las luchas sindicales de los pescadores del norte, señaló que “un gobierno que no se compromete a eliminar la Ley de Pesca es un gobierno que al final sucumbe ante la corrupción y el cohecho. No hubo un anuncio contundente respecto a la nulidad de la Ley de Pesca, sino que se anuncian modificaciones cosméticas que lo único que hacen es relegitimar el origen espurio de la ley y poner al gobierno como cómplice del gran empresariado”. Igual de decepcionado se mostró frente a los anuncios en empleo: “no hay anuncios contundentes y lo único que se observa es que se promueve el trabajo precarizado y se le llama emprendimiento al real desempleo, lo que se observa fundamentalmente en la Región de Tarapacá en tanto aumentan las cifras de desempleo y aumenta el trabajo independiente, que en realidad es un desempleo encubierto”.

Camila Rojas, en tanto, apuntó sus dardos a los anuncios en salud. Si bien reconoció una de las medidas anunciadas por la Presidenta, señalando que “Bachelet anunció una nueva licitación para el Hospital de San Antonio. Es una necesidad para nuestra provincia”, se mostró escéptica sobre el destino de dicha medida: “¿las empresas constructoras volverán a cometer los mismos errores por tercera vez? ¿Aparece el fantasma de la concesión? Queremos un sistema de salud que prevenga y sane. Nuestro derechos no pueden ser una oportunidad de negocios para el mezquino interés empresarial”, sentenció la candidata a diputada por las comunas de Isla de Pascua, Juan Fernández, Valparaíso, Con Con, Viña del Mar, Algarrobo, Cartagena, Casablanca, El Quisco, El Tabo, San Antonio y Santo Domingo.

Frente a los anuncios esperados en temas de género, Cari Álvarez, candidata a diputada por las comunas de Corral, Lanco, Máfil, Mariquina, Valdivia, Futrono, La Unión, Lago Ranco, Los Lagos, Paillaco, Panguipulli y Río Bueno, se manifestó defraudada por las escasas referencias a políticas públicas relacionadas con este tema: “Es decepcionante que para la primera mujer presidenta en Chile, en su segundo gobierno, las mujeres no hayamos existido de modo sustantivo. Apenas tres referencias en dos horas de discurso, para más de la mitad de Chile que somos las mujeres, es claramente señal de la importancia que tenemos para la Nueva Mayoría”. Al mismo tiempo, Álvarez se manifestó preocupada por lo que esto augura de cara a temas tan relevantes como una ley que despenalice el aborto. “El llamado a unidad en la acción que hizo a la Nueva Mayoría va a significar un retroceso para las mujeres, que probablemente una vez más vamos a ser moneda de cambio en las relaciones con la DC. La ley de aborto la va a terminar redactando la DC, cercenando el derecho a decidir de las mujeres, y con la complicidad de la Ministra del Partido Comunista. La ley de aborto en tres causales ya no representa a las feministas”.

Estas críticas se suman a las planteadas por Francisco Figueroa y Camila Rojas en una carta publicada hoy, 1 de junio, en El Mercurio, en que señalan que “la Nueva Mayoría ha insistido en favorecer los intereses de un gran empresariado que crece a costa de la extrema privatización de nuestras vidas y la irracional explotación de nuestros recursos naturales y trabajo. Por eso sus reformas no guardan coherencia entre lo que declaran (avanzar en derechos sociales) y lo que producen (ahondar la conquista de los servicios públicos por parte del sector privado y las lógicas mercantiles), generando confusión y muy escaso apoyo”.