Los Ríos: Izquierda Autónoma y comunales del PS convocaron a Guillier a recoger los puntos del Frente Amplio

Los Ríos: Izquierda Autónoma y comunales del PS convocaron a Guillier a recoger los puntos del Frente Amplio

Izquierda Autónoma de Los Ríos y los comunales del PS de Río Bueno y La Unión suscribieron la semana pasada un documento en que nuestra organización emplazó al candidato Alejandro Guillier a acoger nueve puntos programáticos y políticos, para hacer avanzar las demandas sociales de la última década, lo que fue compartido por dicho partido de la Nueva Mayoría.

La iniciativa estuvo enmarcada dentro de la propuesta que Izquierda Autónoma hizo al Frente Amplio para interpelar al candidato oficialista a acoger propuestas del programa para así hacer avanzar las demandas sociales, considerando que la gran votación que obtuvo el frenteamplismo es un “mandato para luchar sin vacilaciones por dar voz e influencia al nuevo Chile que reclama derechos sociales y un nuevo pacto social”.

Así, ambas organizaciones concordaron en que se debe avanzar en fortalecer y expandir la educación pública, y condonar las deudas del CAE; acabar con las AFP; consagrar la negociación colectiva ramal y la igualdad salarial entre hombres y mujeres; crear un Seguro Único de Salud y terminar las concesiones hospitalarias; legalizar el aborto y reconocer económicamente el trabajo doméstico; cerrar Punta Peuco y levantar el secreto del Informe Valech; anular la Ley de Pesca; excluir de los cargos de gobierno a ex directores o gerentes de empresas asociadas al mercado con derechos sociales o los bienes estratégicos; y fomentar una salida constitucional del neoliberalismo mediante Asamblea Constituyente, haciendo retroceder la subsidiariedad en derechos sociales.

El director regional de Izquierda Autónoma de Los Ríos, Leandro Paredes, explicó que “existen muchos militantes en la Nueva Mayoría, sobre todo en el Partido Socialista, que comparten la necesidad de que el candidato Guillier suscriba compromisos más decididos con el Frente Amplio, recogiendo puntos de nuestro programa para derrotar a Piñera, pues con el antipiñerismo no basta”. Además, destacó la “satisfacción de que no hubiera una negociación sobre los puntos, y los dirigentes socialistas los hayan suscrito completamente”, como quedó plasmado en el documento.

Al encuentro asistieron Víctor Noriega y Mario Pérez, presidentes de los comunales del PS en Río Bueno y La Unión, respectivamente, comunas donde IA obtuvo una importante votación en la elección parlamentaria. Además, estuvieron Leandro Paredes, nuestra ex candidata a diputada Cari Álvarez y el presidente de la Federación de Estudiantes de la Universidad Austral, Manuel Rauch.

EL DOCUMENTO FIRMADO POR AMBAS ORGANIZACIONES:

Diálogo para la recuperación de una salud pública y solidaria

Diálogo para la recuperación de una salud pública y solidaria

 

 

Un documento común trabajaron el encargado del área de Salud de Izquierda Autónoma, Matías Goyenechea, y Sergio Sánchez, encargado de la Comisión de Salud del PS, en el que llaman a abrir un diálogo que permita avanzar hacia la creación de una seguridad social que contemple como pilar básico la solidaridad entre cotizantes y que a su vez fortalezca la provisión de salud pública.

Aquí reproducimos el texto:

 

Diálogo para la recuperación de una salud pública y solidaria.

 

Los recientes resultados de la elección presidencial y parlamentaria, en donde la distancia entre la Nueva Mayoría y el Frente Amplio es mínima, con un 2% de diferencia,  dan cuenta de la existencia de un malestar en la sociedad chilena ante una vida escasa en derechos sociales, que día a día avanzan al terreno del negocio sobre nuestra vejez, nuestra educación y nuestra salud. Así mismo, la expresión de este malestar individual, colectivo y político implica transformaciones contra el carácter subsidiario que ha mantenido las políticas públicas de nuestro país. Sin embargo, dicha tarea radica en un necesario esfuerzo de diálogo entre las fuerzas políticas y sociales que dicen identificarse con el malestar social y con sus luchas.

 

Un proceso de diálogo entre estas dos fuerzas debe en primera instancia abandonar sectarismos y hermetismos y buscar acuerdos concretos en torno a las transformaciones expresadas por las y los chilenos y puestas en común en los respectivos programas de gobierno. Así, siendo la salud uno de los derechos más relevantes de toda sociedad, es que se hace más imperante buscar aquellos acuerdos que permitan hacer crecer la salud pública tanto en su capacidad resolutiva como en su proyecto sanitario.

 

Para lograr esto, no podemos caer en la tentación de administrar acuerdos por cargos ni apoyos bajo puntos ambiguos. En específico, y resguardando las decisiones de cada conglomerado, hacemos un llamado tanto a Fuerza de la Mayoría como al Frente Amplio a posibilitar un diálogo que permita avanzar hacia la creación de una seguridad social que contemple como pilar básico la solidaridad entre cotizantes y que a su vez fortalezca la provisión de salud pública.

 

Para ello, consideramos necesario avanzar desde el fondo de 3% de salud hacia un Seguro Único que mediante cotizaciones e impuestos, financiar un plan de salud universal, solidario y administrado por una entidad pública sin fines de lucro. Para fortalecer la provisión, se hace necesario poner fin a la concesión de la construcción de hospitales y sus servicios para, en cambio, buscar reconstruir la capacidad estatal hospitalaria resguardando el buen uso de sus recursos. Es inviable pensar en el fortalecimiento a la salud pública sin buscar mejores condiciones para los trabajadores de la salud, a través de mejoras a los actuales programas de formación de médicos especialistas, el acceso a formación continua de los trabajadores de la salud y un plan para mejorar la carrera funcionaria apuntando a  reducir la precariedad laboral  de funcionarios en modalidad de contratos a  honorarios (o becarios) en el sistema de salud nacional.

 

Resulta fundamental considerar que los principios para una reforma estructural a la salud deben sostenerse en el principio fundante de la solidaridad y del reconocimiento de la salud como derecho fundamental, esta visión no la vemos reflejada en eventual gobierno de Piñera y de apostar a un acuerdo entre Frente Amplio y Fuerza de la Mayoría, debiese ser un pilar del programa de Alejandro Guillier.

 

Estos puntos no terminan por superar la profundización sostenida en las últimas décadas de la privatización de la salud pública, pero  sientan las bases para un diálogo entre fuerzas democráticas que buscan redirigir los esfuerzos hacia una seguridad social digna, solidaria y fuerte para cada uno de nosotros.

Los 5 puntos con que Izquierda Autónoma respalda la precandidatura presidencial de Beatriz Sánchez

Los 5 puntos con que Izquierda Autónoma respalda la precandidatura presidencial de Beatriz Sánchez

Habiendo mandatado a nuestra directiva para sostener un diálogo con Beatriz Sánchez en búsqueda de coincidencias programáticas, anunciamos como Izquierda Autónoma nuestra decisión de apoyar su precandidatura presidencial de cara a las primarias presidenciales del Frente Amplio. Esta decisión resulta del interés por hacer de la candidatura presidencial de este bloque una herramienta para devolverle el sentido a la política e involucrar a las grandes mayorías en su ejercicio.

 

El fruto de estas coincidencias es el documento “A conquistar nuestros derechos. Cinco puntos de partida”, en el que se plantean lineamientos considerados fundamentales por ambas partidas para dar respuesta a la privación de derechos fundamentales que afecta a la mayoría de las y los chilenos y sentar las bases de un nuevo consenso democrático, fundamentado en ganar para la democracia los espacios vitales hoy arrebatados por el mercado. Nos mueve la convicción de que el consenso de la transición se agotó, en la medida que sólo conviene a las élites político-económicas, y que nuestras vidas no pueden seguir siendo reducidas a meras mercancías.

 

Estos puntos, además de ser compartidos con Beatriz y ser fundamentales para nuestra organización, representan las demandas de los movimientos sociales más resueltos en la lucha por expandir la democracia en la historia chilena reciente. Creemos que estos movimientos constituyen el activo democrático fundamental desde el cual edificaremos las nuevas instituciones sociales y políticas de un Chile más justo y democrático, razón por la cual trabajaremos para que el Frente Amplio sirva como una herramienta canalizadora de la nueva sociedad que anida en sus luchas.

 

Consideramos, finalmente, que con estos puntos la nueva izquierda encuentra un espacio en la candidatura de Beatriz Sánchez. Esperamos que sean un insumo para la elaboración del programa del Frente Amplio y, sobre todo, contribuyan a acercar a más luchadores sociales y políticos a las filas de este proyecto. Con estas propuestas en mano, en tanto, Izquierda Autónoma se dispone a trabajar por el triunfo de esta precandidatura presidencial en las primarias del Frente Amplio. Invitamos a todos a asistir a la presentación pública de este documento y a nuestra proclamación de Beatriz y nuestr@s precandidaturas parlamentarias el día domingo 14 del presente mes.

 

Izquierda Autónoma

4 de mayo, 2017

 

_____

A CONQUISTAR NUESTROS DERECHOS

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Carta abierta a Carolina Goic (presidenta DC) ante violencia sexista de Diputado Ricardo Rincón

Carta abierta a Carolina Goic (presidenta DC) ante violencia sexista de Diputado Ricardo Rincón

Carolina Goic, precandidata presidencial y presidenta del Partido Demócrata Cristiano, presente.
En un contexto social de profundo cuestionamiento a la violencia sexista en todas sus formas, de avances en la sensibilización de la ciudadanía frente a los feminicidios diarios que ocurren en el país, y en la toma de conciencia de que las mujeres en Chile nos encontramos en constante riesgo por el hecho de ser mujeres, sin poder caminar en las calles libres de miedo o temor, y con hogares que pueden terminar siendo espacios de desigualdad, explotación y violencia por relaciones de poder, producto de quienes se sienten dueños de la vida y de la muerte de otras personas, repudiamos como Izquierda Autónoma la decisión de la Democracia Cristiana de no expulsar al diputado Ricardo Rincón por caso de violencia intrafamiliar.

En palabras propias del diputado, el caso fue sobreseído de la investigación penal en 2006, avalando la violencia no solamente institucional, sino que también de relación de poder al invisibilizar a su expareja. 

Una vez más, la política de la transición ha demostrado que ya no tiene deudas con las mujeres porque que ha terminado legitimando la desigualdad de género y sacrificando nuestros derechos. Sus estrechos intereses se expresan en esta decisión que perpetúa la violencia sexista con el silencio cómplice de la Nueva Mayoría. Su necesaria expulsión del partido hubiese sido una señal política clara por dejar de sacrificar a las mujeres.Por ello, reafirmando nuestra convicción y compromiso irrestricto con la lucha feminista, solicitamos a la actual candidata a la Presidencia Carolina Goic ponerse del lado de los derechos de las mujeres y que se expulse de sus filas al actual diputado, como a la vez exigimos la renuncia de Ricardo Rincón al parlamento por lo violento que es para Chile que siga ejerciendo como legislador.

La violencia hacia las mujeres no solo ocurre dentro de las familias, también en la justicia chilena, también en los partidos políticos de la transición, también en muchos espacios de nuestra sociedad. Solo podremos avanzar en la medida en que conquistemos derechos para las mujeres que hoy no se expresan en la Concertación o Nueva Mayoría.Las fuerzas emergentes debemos ser profundamente críticas de estos procesos y procedimientos para superar a la transición y asumir la tarea de construir el nuevo Chile que la sociedad demanda. Tal como lo han hecho históricamente las organizaciones de mujeres y feministas, seguiremos condenando la violencia y el silencio cómplice que nos ha privado de vidas, justicia y derechos.

Frente Feminista de Izquierda Autónoma
Frente Feminista de Izquierda Autónoma participa en panel sobre Feminismo Partidario

Frente Feminista de Izquierda Autónoma participa en panel sobre Feminismo Partidario

El Frente feminista de Izquierda Autónoma participó esta tarde del panel “Feminismo partidario”, en el marco del conversatorio “Feminismo y Género”, convocado por la Fundación Miguel Herníquez. En el  espacio expuso Macarena Castañeda como representante del Frente Feminista, junto a feministas de Revolución Democrática, Partido Igualdad y otras fuerzas de cambio emergentes.

A continuación dejamos la presentación completa:

El feminismo en Izquierda Autónoma comienza a gestarse bajo la iniciativa de mujeres y disidentes sexuales, que en su propio proceso de formación política al fragor de procesos sociales, cuestionan sus roles en la militancia, indagando y acercándose al feminismo, tanto como una herramienta de deconstrucción y empoderamiento, como una forma de ampliar la propia política ejercida en una organización que iba creciendo y proyectándose. Durante este proceso ponen sobre la mesa del entonces colectivo, el cuestionamiento a las relaciones de poder y de desigualdad en base al género, y la necesidad de ampliar ese escaso y estancado concepto de democracia que veíamos en las lógicas de los partidos tradicionales de la transición. El feminismo nos da un prisma diferente desde donde mirar la democracia, tanto dentro de la organización como hacia la sociedad, incluidas nosotras como sujetas. Esto fue hace ya unos 6 años.

Sin embargo, que esta posición política tomara forma y comenzará a emerger con mayor fuerza dentro de la organización tomó más tiempo. Fue en el año 2014 que un grupo de mujeres se organizan y constituyen un primer espacio de pensamiento y elaboración política feminista. De ser una iniciativa de individualidades, pasó a ser una preocupación, interés y reflexión común. Hoy somos un partido que en su praxis diaria se interroga y se deconstruye en miras a su transformación: en miras de una Izquierda Autónoma feminista, que entiende que no hay género sin clase, ni clase sin género. En este sentido, la izquierda del SXXI solo será tal, en tanto sea feminista. Así hemos asumido el desafío de integrar dicho acumulado teórico a nuestros lineamientos políticos, proceso en el que nos hemos vertido desde hace 2 años, con enormes logros y aún más desafíos.

Nuestros fundamentos políticos se han encontrado siempre de la mano de un análisis y praxis de clase, en una tensión constante entre dominantes y subalternas, por tanto el feminismo desde donde nos situamos genera esta doble tensión que significa reconocerse como una sujeta con contradicciones propias del dominio patriarcal, pero que ello encuentra un caldo de cultivo ideal para la explotación de la clase, en nuestro caso una doble explotación.

¿Cuál entonces es el feminismo que hemos ido construyendo al fragor de los movimientos sociales y de nuestra deconstrucción como sujetas, sujetos y organización? Nuestra comprensión del feminismo se levanta desde el entendimiento del patriarcado como sistema de ordenamiento de las relaciones de poder en base a la categoría de género, lo que ha sido, en palabras de Federici, apropiado y refundado por el capitalismo para asegurar un modelo de producción que permite que la reproducción social no sea reconocida como trabajo, sea gratuita, y además por mandato social esté feminizada. Es decir, un trabajo gratuito que se le asigna a un sujeto -la mujer- y a un lugar -lo doméstico-.

La alianza capitalismo/patriarcado se encuentra entonces anclada en la División Sexual del Trabajo, que se basa en una concepción binaria de la sociedad -hombre/mujer- para dar orden a la sociedad, su producción y reproducción, y que norma nuestras identidades, sexualidades y relaciones, lo que permea a la misma diversidad sexual.

Materialmente, esta somete a las mujeres a relaciones de explotación en la reproducción de la vida y de desigualdad en el trabajo remunerado. Así, transitamos, en estadios como: la maternidad, la crianza, el trabajo doméstico, remunerado y precarizado, con una absoluta negación y mercantilización de derechos.

Los propias derrotas de la izquierda del SXX y el avance sin freno de la hegemonía neoliberal, no solo han desorientado nuestra lucha, sino que derechamente nos han expropiado banderas, como la libertad y la democracia. Ello no ha sido indiferente a la lucha feminista, que siendo por esencia insurgente, de ampliación y recuperación de la democracia, y por tanto sustancialmente emancipatoria y revolucionaria, también se ha visto expropiada de sus banderas por un neoliberalismo que ha logrado reciclar de manera no menor, la demanda de autonomía e igualdad de género manteniendo las relaciones de desigualdad. Lo ha resuelto en el supuesto de que la cuestión de la autonomía de los sujetos y sujetas y la igualdad entre géneros se resume en igualdad de oportunidades reguladas por el acceso al mercado.

Nancy Fraser, con mucha claridad, explica este desarme, señalando que el posmodernismo ha logrado confundir a las actorías sociales emergentes, situando como antagonistas la lucha por el reconocimiento de las identidades, de la lucha de clases. Esta dicotomía sólo ha alimentado al poder hegemónico en la reproducción del orden social, fraccionando y debilitando a los mismos grupos oprimidos. El progresismo neoliberal ha hecho creer que igualdad es lo mismo que meritocracia y que emancipación es el ascenso de pequeñas elites.

Para nosotras, las feministas autonomistas, tal progresismo es nocivo, no solo por que difumina la posibilidad de definir el feminismo más allá de una expresión cultural que al mercado le va muy bien de vez en vez (recordemos caso poleras ripley o la niunamenos en la moneda), sino porque además le usurpa su capacidad de constitución por fuera del pacto que hoy no nos permite incidir en la toma de decisiones centrales que afectan nuestras vidas, es decir, no nos permiten la soberanía ni del cuerpo, ni del ejercicio en el territorio, ni del ejercicio democrático, ni ciudadano, ni de clase etc. Es por ello que determinamos la importancia en que este progresismo de ONU mujeres, este progresismo que usurpa desde la moneda la posibilidad de emergencia de las demandas de las mujeres, lesbianas, trans y feministas encuentre un freno en nuestra propia acción colectiva,donde seamos capaces de interlocutar por nosotras mismas, sin reemplazo ni usurpación.

Ahora, esto tiene en este momento una posición y necesidad de despliegue concreto, y seremos completamente transparentes en cada lugar por qué pensamos que la crítica y el debate es la base fundamental de despliegue de nuestro “ser sujetas políticas en Chile”. Las feministas de IA también tenemos nuestros ojos y energías puestas tanto en la organización de base, como en el frente amplio, organización que recién comienza a reunirse y que aún tiene muchas interrogantes, con fuerzas con las que nos hemos encontrado antes en similitudes y a la vez en diferencias. Entendemos que la política feminista no es solo una política diseñada para la persecución de los intereses de las mujeres como sujetas y disidentes sexuales, sino como la persecución de las metas y aspiraciones feministas dentro de un contexto más amplio de disputa: la conquista de las anheladas promesas de igualdad y libertad, y finalmente de emancipación de todas y todos.

 

De esta manera, 1) la lucha por derechos sociales, sexuales y reproductivos, es decir, la lucha por el derecho a tener derechos, 2) la lucha por una vida sin violencia, es decir, la lucha por relaciones sociales de igualdad y libertad, y 3) la lucha por el pleno reconocimiento de la identidad de género y/o sexual, es decir, la lucha por el derecho a ser sujetos y sujetas de derechos; que han movilizado a las mayorías de Chile en estos últimos años, nos posicionan de frente en contra de la precarización y la desigualdad, construyendo una voluntad para avanzar hacia un nuevo ciclo de luchas emancipatorias. La lucha feminista para un proceso transformador, para un otro Chile.

Para finalizar quisiera quedarme con una frase inmensamente significativa para mi en este proceso colectivo, “La incorporación de las mujeres al mundo será para el movimiento feminista un proceso transformador del mundo… Un mundo que está por hacerse y que no se construye sin destruir el antiguo.” que por supuesto es de Julieta Kirkwood.

Gracias,

Investigación de Fundación Creando Salud revela preocupante forma de contratación de médicos en Sistema Nacional de Servicios de Salud

Investigación de Fundación Creando Salud revela preocupante forma de contratación de médicos en Sistema Nacional de Servicios de Salud

  • Aumenta el gasto en licitaciones de prestaciones médicas en vez de contratación tradicional del personal de salud. Cifra alcanzó los $ 108.134 millones de pesos (159 millones de USD3) en junio del 2015.
  • Compras de servicios profesionales configuran un elemento importante para la profundización de la Deuda Hospitalaria.
  • Falta de personal de salud contrasta con cifras de traspaso de fondos a privados a través de pagos de Bono GES y Modalidad de Libre Elección.

La Cámara de Diputados lleva a cabo una Comisión Especial Investigadora de las adquisiciones efectuadas por Fonasa a prestadores privados, considerando posibles conductas de colusión, como asimismo un eventual deterioro fiscal. En este contexto, el presidente de la Fundación Creando Salud y miembro de Izquierda Autónoma, Matías Goyenechea, presentó los resultados de un Estudio de Compra de Servicios Profesionales en Establecimientos del SNSS.

Los resultados entregan una alerta el mecanismo de contratación del personal de salud, debida al aumento de la compra de servicios para prestaciones médicas en vez del fortalecimiento de las carreras funcionarias. Bajo esta modalidad, se pagan mayores sumas de dineros a sociedad y empresas por este concepto, a diferencia de una contratación tradicional de profesionales, lo que profundiza, en parte, la Deuda Hospitalaria.

Las sumas:

El gasto en compra de prestaciones y mediante DFL 36, a junio del 2015 alcanza la cifra de $ 108.134 millones de pesos (159 millones de USD3), durante el 2014 a la misma fecha los recursos gastados en ambos ítems llegaba a $106.041 millones de pesos. Esto implica que se manifiesta una expansión del gasto que se realiza por parte de los establecimientos pertenecientes al SNSS en un 1,97% respecto de la misma fecha del año 2014.

Lo más frecuente, son las compras de intervenciones quirúrgicas, las cuales representan un 33,1% del monto total incluido en el estudio. Estas intervenciones, son predominantemente relacionadas a responder a las garantías del GES, y a resolver listas de espera, lo que da cuenta del problema estructural de la gran brecha de recursos humanos del cual no se ha hecho cargo la reforma del GES, generando así más déficit a los hospitales públicos.

Esto contrasta con las altas sumas de dinero que se pagan a privados por Modalidad de Libre elección.  En total, las transferencias a privados llega a un 18,88% del total del presupuesto de salud para el 2015. Respecto de la ejecución a junio del 2015, los recursos transferidos a los privados explican un 19,47% de la ejecución presupuestaria.

tabla