Este martes en la Corte Suprema, el Frente Amplio se sumó al proceso judicial que está llevando Izquierda Autónoma frente al Servel, tras establecer medidas arbitrarias para facilitar la legalización y refichaje de los partidos políticos tradicionales en desmedro de los partidos en formación, quienes acusan trato discriminatorio por parte de la entidad.

El dirigente de Izquierda Autónoma, Francisco Figueroa, junto a los voceros del Frente Amplio, Karina Oliva del Partido Poder y Sebastián Depolo de Revolución Democrática, presentaron este martes un segundo recurso de protección, tras haber sido declarado admisible por la Corte Suprema el recurso de protección que Izquierda Autónoma presentó en contra el Servel en febrero pasado.

Al respecto, el vocero de Izquierda Autónoma, Francisco Figueroa, comentó que “esto le da más fuerza a este recurso, del cual esperamos que la justicia se pronuncie, ante el hecho que las medidas adoptadas afectan la credibilidad del sistema político y vulneran derechos, no solamente de los partidos en formación, sino de todos los ciudadanos de este país que esperan que el Estado tenga una posición neutral e igualitaria y que no beneficie a unos partidos más que a otros, vulnerando el pluralismo del sistema político”.

La acción se lleva a cabo luego que el Servel no solo disminuyera los requisitos para que los partidos pudieran refichar a sus militantes, sino que además evaluará bajar los requisitos para las primarias, las que corren el riesgo de no realizarse.

“Acá lo que se está intentando hacer, mediante presiones indebidas de partidos como el PPD, es generar mecanismos ad-hoc, para que partidos que tienen más financistas que militantes, puedan participar con financiamiento público en las próximas elecciones“, afirmó Figueroa.