Con una alegría contenida y visiblemente emocionado, el ex dirigente del movimiento estudiantil, Gabriel Boric, recibió anoche la noticia de su elección como nuevo diputado de la Región de Magallanes, logrando la primera mayoría absoluta, con un 26,17% de las votaciones, muy por encima de su sucesor, el electo Juan Enrique Morano, quien obtuvo el 18,29% de los sufragios.
Tras confirmar su triunfo y con el fin de dar una señal de apoyo al mundo sindical, Boric se trasladó al frontis del Hotel Dreams para emitir sus primeras declaraciones acompañado de los trabajadores movilizados del Casino, donde aseguró que: “este triunfo no es mío, es de los movimientos sociales, de quienes se han movilizado por el gas, por la salud, por la educación”.
“Lo primero que quisimos hacer fue un gesto aquí en la huelga de los trabajadores del Dreams para demostrar dónde va a estar nuestro compromiso en los próximos cuatro años”, explicó Boric, haciendo una crítica a quienes dijeron que Magallanes no estaba preparado para una nueva política.
La respuesta a esta premisa llegó con el quiebre absoluto que el joven candidato logró sobre el sistema binominal en la región. En sus palabras, “hoy es muy emocionante poder decir esto: todos los que dijeron que no se le podía ganar al binominal por fuera, hoy día, acá en Magallanes, demostramos que estaban equivocados”.
Agregó que: “Con todas las adversidades, armamos una campaña con mucha gente que antes no había votado y muchos luchadores sociales que estaban decepcionados, muchos militantes de partidos de base que estaban decepcionados de sus partidos. A todos aquellos queremos agradecer y decir que se puede”.
Dentro de sus compromisos reasumidos el día de ayer estuvieron el apoyo a las demandas sociales, el trabajo con sindicatos y federaciones, la lucha lograr una educación gratuita, terminar con el sistema de AFP y temas puntuales, como la reducción de la dieta parlamentaria. “Nuestra preocupación va tras esas convicciones (…) vamos a ser fiscalizadores de que lo prometido en esta campaña no tenga ni un atisbo de letra chica, porque nosotros desde nuestra posición de autonomía, somos conscientes de que para hacer grandes cambios se requiere gente movilizada, esa va a ser nuestra línea”, explicó.
Recordando la fuerza del movimiento estudiantil del cual surgió como figura pública, valoró lo que significó para su triunfo. “Una de las grandes gracias del movimiento estudiantil es que fue tremendamente diverso y agrupaba a familias, estudiantes, hombres y mujeres que no siempre pensaban lo mismo”.
Aseguró que: “Yo no pretendo atribuirme la representación del movimiento estudiantil, pero esto, sin duda, es un triunfo de quienes quieren que la política no se siga haciendo a escondidas de la gente”, recordando poner atención al 50% de personas que no votaron en la región donde “queda una tremenda tarea pendiente”.
Agradeció, finalmente, el “sorpresivo” apoyo de los magallánicos, donde la comuna de Cabo de Hornos y Punta Arenas registraron las mayores preferencias por Boric, con un 29,64% en la provincia Antártica y un 28,04% en la capital regional.

Fuente: La Prensa Austral