NUESTRA HISTORIA

Izquierda Autónoma nace de la confluencia de diversos luchadores sociales y políticos que buscábamos un instrumento para derribar los muros de la antipopular república de la transición y abrirla a las mayorías. Compartíamos la necesidad de apropiarnos creativamente de las condiciones del Chile que nos tocó vivir para, a partir de allí, repensar radicalmente las ideas y prácticas de la izquierda.

Nuestra sala de partos fueron las luchas sociales antineoliberales que, desde el cambio de siglo, abrieron la posibilidad de superar las deudas democráticas de la transición. Principalmente a través de la lucha estudiantil, desde el “mochilazo” de 2001 hasta las revueltas de 2011, pasando por la “revolución pingüina” de 2006, nos organizamos al calor de la lucha por desmercantilizar la vida y conquistar derechos sociales.

A inicios de 2008 un conjunto de colectivos de estudiantes autónomos del norte, el sur y el centro del país nos constituimos como Izquierda Autónoma. Y a fines de 2011 comenzamos a dar los primeros pasos para convertirnos en una alternativa política y construir una amplia alianza de fuerzas de cambio que pudiese proyectar políticamente las luchas sociales antineoliberales.

Desde entonces trabajamos por la constitución de una izquierda transformadora y la reconstrucción del movimiento popular. En el camino hemos forjado diversas alianzas y también hemos sido transformad@s por el propio devenir del movimiento social, con el re-surgimiento de las luchas feministas, las nuevas contradicciones del trabajo bajo el neoliberalismo y la reimaginación de los idearios socialistas en el siglo XXI.

Desde 2013 participamos en las contiendas electorales: en 2014 logramos romper el binominal e irrumpir en el Congreso y en 2017 la región de Valparaíso eligió diputada a una de nuestras compañeras. Contribuimos a la formación del Frente Amplio desde la vereda de la izquierda forjada en las luchas sociales autónomas. Y allí continuamos trabajando en la actualidad, apostando a su consolidación como fuerza política transformadora y a conquistar mejoras concretas para las vidas de la mayoría.