Francisco Figueroa, precandidato a diputado de Izquierda Autónoma, y Gael Yeomans, de Izquierda Libertaria, asumieron este fin de semana la vocería del Frente Amplio y criticaron duramente a Centrogas S.A. por no dar respuesta a los trabajadores que se encuentran en huelga legal desde el 24 de marzo.

A dos días de la entrada en vigencia de la nueva legislación sobre negociación colectiva, los voceros del Frente Amplio se reunieron con los trabajadores del Sindicato Interempresas Nacional de Trabajadores de la Empresa Compañía de Consumidores de Gas de Santiago SA, empresas filiales afines y otras, que representan a los trabajadores de Centrogas S.A., dependiente de la transnacional Metrogas, que se encuentran en huelga legal desde el viernes 24 de marzo.

Esto, tras el rechazo de la empresa a la propuesta de los trabajadores, que piden un incremento de 1,5% en sus sueldos más un bono de colación y movilización de $11.040, un bono de vacaciones de $60.000 y un bono de término de conflicto por $400 mil brutos. Esta situación llevó a que los 45 trabajadores de la empresa se plegaran a la huelga legal que inició este viernes, la primera de la historia de la empresa. Centrogas, que se opuso a la mejora de las condiciones de los trabajadores argumentando pérdidas, ha hecho noticia en los últimos años por exceder el límite de utilidades definido por la concesión.

Al respecto, el precandidato a diputado del Frente Amplio, Francisco Figueroa, señaló que “mientras Metrogas goza de utilidades que exceden lo permitido por la ley, su filial declara pérdidas para negarle dignidad a sus trabajadores. Se trata de un abuso permitido por la legislación vigente, de ahí la necesidad de reformas que efectivamente protejan a los trabajadores”

Por su parte, Gael Yeomans, secretaria de programática e institucional de Izquierda Libertaria, señaló que “es necesario generar transformaciones, porque hoy en día los intereses de los trabajadores no están contemplados en la legislación laboral”.

En paralelo a la huelga legal, el sindicato se encuentra demandando a las distintas empresas asociadas a Metrogas por el reconocimiento de la existencia de un empleador común o multirut.