Los días martes 12 y miércoles 13 de diciembre se realizarán las elecciones de la Agrupación Nacional de Empleados Fiscales (ANEF), una de las organizaciones de trabajadores y trabajadoras más importantes del país.

Como Izquierda Autónoma miramos con atención el proceso electoral de la principal organización de funcionarios y funcionarias del sector público y esperamos que su resultado sea un avance en la configuración de una oposición social y política al gobierno de Sebastián Piñera. A nuestro juicio, es en los procesos sociales -y no solo dentro de las paredes del Congreso- donde se juega el carácter de la oposición a la derecha y la posibilidad de conquistar las transformaciones que el mundo social y la ciudadanía han defendido en las calles durante la última década.

El divorcio entre política y sociedad que caracteriza al actual régimen político se reproduce en distintos espacios sociales a través del creciente distanciamiento entre las dirigencias políticas y sus bases, proceso del cual la ANEF no ha estado ajena. Muestra de ello fue la relación subordinada que las dirigencias de la ANEF mantuvieron con el gobierno de la Nueva Mayoría, dificultando la unidad de los trabajadores y trabajadoras en una agenda común ante la regresiva reforma laboral de Bachelet y a favor de la demanda de No Más AFP por un sistema de seguridad social solidario y de reparto.

Por lo tanto, no nos es indiferente quien encabece la ANEF por los próximos años. Esta elección ocurre en medio de una ola de despidos masivos y antisindicales, que forman parte de una política de Estado que precariza el trabajo en el sector público, que los trabajadores y trabajadoras deben enfrentar con unidad, movilización y autonomía. La defensa de la estabilidad laboral en el Estado, la incorporación de los trabajadores a honorarios y subcontratados al sindicalismo del sector público, la defensa de un sistema de seguridad social que ponga fin a las AFP y la lucha por la democratización del Estado para transitar desde un Estado que focaliza el gasto social a uno que sea capaz de asegurar la provisión de derechos sociales universales, son banderas que toman cada día más fuerza en los trabajadores y trabajadoras del sector público y que desde ya nos ponemos a disposición para contribuir a su avance.

Confiamos en que los y las dirigentes comprometidos con un nuevo sindicalismo en la ANEF seguirán proyectándose como alternativa a las formas tradicionales de conducción del gremio. Por eso, como Izquierda Autónoma hacemos un llamado a votar por los 13 candidatos de la Lista D, “Fuerza Cabread@s: Vamos por la ANEF de Clotario”, quienes durante los últimos años han logrado representar un sindicalismo autónomo a los distintos gobiernos de turno y la defensa de los intereses de los trabajadores del Estado.

Izquierda Autónoma

Diciembre 2018